Todo lo que es en un Sueño Feliz de Totalidad, lo es; permitiendo y colaborando a que todo lo demás también lo sea.
Totalidad admira Todo lo que Es; es decir, se admira, pues como su nombre indica y por ser una maravilla, Totalidad es Todo lo que es, y lo que más le divierte es lo que ella denomina “el juego de sentirse encantada de la vida”.
Imagina, además, que cuentas con tu propio patio de recreo, espacio de tu conciencia en el que puedes observar lo que está queriendo jugar a ser y contemplarlo también, apareciendo radiante, sabiéndose colaborador y participante de una Onda Encantada de la Vida.
Para finalizar abre los ojos y recita, con confianza y convicción, la canción de la caracola marina; afirmándote, una vez más, en tu intención de colaborar con la vida en su creativa expansión.

¿Qué es lo que tu corazón quiere contemplar?
* * * * * *
¿Cómo es tu Sueño Feliz?
* * * * * *
¿En qué frecuencias vibra tu Onda Encantada de la Vida?
* * * * * *
¿Cuáles son las semillas de los sueños que en tu vida quieren florecer?
* * * * * *
¿Qué es lo que, en tu vida, está queriendo jugar a ser?
* * * * * *
¿Qué es lo que, en tu experiencia vital, está llamándote a crecer y evolucionar?

Con cada inspiración, imagina que recoges uno de los deseos del fondo de tu ser. Y con cada expiración, lo dejas deslizar por la pendiente de tu arco iris, comenzando así la expedición hacia su manifestación más feliz.

¿Qué ves cuando te imaginas protagonizando tu soñada realidad?
* * * * * *
¿Qué sucede, que experimentas, que sientes cuando en tu viasualización ya se está manifestando lo que tu corazón quiere contemplar?

Describe, desde el entusiasmo y la gratitud, una visión detallada para cada uno de los deseos reflejados en tu tarjeta de doble faz.

Además...

Y enlaces sobre ...

"Lo que el corazón quiere contemplar"

Capítulo 2: Descendiendo por el arco iris
Cuando el alma desea experimentar algo, arroja una imagen de su experiencia ante sí y penetra en su propia imagen.
Meister Eckhart

Esto es un cuento de encuentro y la crónica de una travesía.

Somos un clan y yo, Hada Letrada, he sido nombrada portavoz del grupo. Me encargaré de escribir sobre todos nosotros, sobre nuestras particulares historias, la trama de nuestros encuentros, el viaje y la alegría de una celebración en la que participan extraños niños y niñas, ogros, enanas, duendes, hadas, dríadas, dragonas, ángeles, sirenas, brujas, un árbol gigante y roble, y hasta un lago que llama y llama a sintonía, pues quiere pasar a la historia siendo una laguna en cuyo alrededor todos cantan a una.

Para ir por orden voy a hablarte, en primer lugar, de un prodigio llamado Todo lo que es y de una maravilla denominada Totalidad, pues son también nuestro comienzo y lo que motiva este cuento y este encuentro.

Totalidad admira Todo lo que Es; es decir, se admira, pues como su nombre indica y por ser una maravilla, Totalidad es Todo lo que es, y lo que más le divierte es lo que ella denomina “el juego de sentirse encantada de la vida”.

Tal entretenimiento consiste en concebir, cada vez, una nueva combinación de Todo lo que Es, también denominada Sueño Feliz, y vivirla dentro de un patio de recreo llamado “conciencia”, donde aparece, como Onda Encantada de la Vida en su proceso de ser, instante a instante y parte a parte. Es decir, teniendo en cuenta las dimensiones del tiempo y el espacio, pero manteniéndose como fiel reflejo del sueño que el corazón de Totalidad ha elegido contemplar.

Todo lo que es en un Sueño Feliz de Totalidad, lo es; permitiendo y colaborando a que todo lo demás también lo sea.

Y además, siempre hay un momento dentro de este juego en el que se cumple otro requisito, expresado en un estribillo, que a Totalidad le encanta canturrear, y que dice así: Por pequeño que sea, todo sueña, y siguiendo el sueño que canta en su corazón, todo encuentra su sitio, su valor y su función en otro sueño aún mayor, donde vibrando en sintonía, todo despierta latiendo con un solo corazón.

De esta manera, juega tranquila sabiendo que tarde o temprano todos los elementos de su Onda Encantada de la Vida van a ayudarse a descubrir lo que son, y vibrando en esa sintonía, despertarán en el enigmático reino de Todo lo que Es, sabiéndose Totalidad, jugando en su recreo.

Este relato es la crónica de un Sueño Feliz. Leerla es entrar en una Onda Encantada de la Vida que comienza con un fantástico evento: Invisible pero presente está Totalidad en el reino de Todo lo que Es, y a la vez se contempla apareciendo en el campo de la conciencia, en preciosas y vibrantes maneras, radiante y majestuoso arco iris que se despliega como un colorido tobogán.

InspirAcción
El sueño del despertar
El ser humano forma parte de una totalidad, llamada por nosotros universo, una parte limitada en el espacio y en el tiempo. Y nos experimentamos como algo separado del resto en una especie de ilusión óptica de la conciencia.
Albert Einstein

Ahora que estás leyendo este cuento, salimos a tu encuentro. Y yo, Hada Letrada, como portavoz de nuestro clan, te doy la bienvenida.

Para empezar esta aventura compartida te sugiero jugar a ser el comienzo. Es decir, te invito a considerarte Totalidad, y a tu particular universo, el prodigioso reino de Todo lo que Es.

Imagina, además, que cuentas con tu propio patio de recreo, espacio de tu conciencia en el que puedes observar lo que está queriendo jugar a ser y contemplarlo también, apareciendo radiante, sabiéndose colaborador y participante de una Onda Encantada de la Vida.

Para jugar de esta manera puedes comenzar por recortar una tarjeta de doble faz. En una cara escribe todo lo que has ido descubriendo que, en tu experiencia vital, se está queriendo manifestar. Y en el revés del tarjetón copia el estribillo que tanto le gusta canturrear a Totalidad, al cual denominamos “la canción de la caracola marina”.

También te sugiero una visualización: Siéntate en un lugar tranquilo, toma conciencia de tu respiración e imagina que con cada expiración entras más y más dentro de ti, hasta llegar al lugar donde esperan las semillas de los sueños que, en tu vida, quieren florecer. Son todos los deseos que has escrito en el tarjetón y has decidido apoyar en el viaje hacia su realización.

Imagina, además, que cual Totalidad dispones de un arco iris sin principio ni final y que estés en las circunstancias que estés, ese arco iris es capaz de llevarte más lejos de lo que puedas pensar.

Después, vuelve a poner la atención en tu respiración. Y con cada inspiración, imagina que recoges uno de los deseos del fondo de tu ser. Y con cada expiración, lo dejas deslizar por la pendiente de tu arco iris, comenzando así la expedición hacia su manifestación más feliz.

Cuando hayas puesto en camino a todos tus anhelos, visualiza esos sueños hechos realidad. Recréate en los detalles y disfruta contemplando tu participación en tan felices escenas.

Para finalizar abre los ojos y recita, con confianza y convicción, la canción de la caracola marina; afirmándote, una vez más, en tu intención de colaborar con la vida en su creativa expansión.

Por otra parte, para familiarizarte con la doble perspectiva de lo individual y lo total, te animo a completar un puzle. Fíjate, mientras juegas, en la importancia de cada pieza para lograr la visión global; y considera, a la vez, el sentido que otorga el conjunto a esa aportación particular. Con esta misma intención también te puede ayudar hacer deporte en equipo, cantar a coro o pararte un rato a observar cada aspecto de tu cuerpo haciendo su labor, a la vez que te contemplas como una totalidad en la que cada elemento tiene su sitio, su valor y su función.

Y además de estas propuestas, para jugar con nosotros te sugiero dar un paso más, pues estamos dentro de un cuento y por ello, todo cuenta y tiene que ser contado. Así que te invito a elegir un cuaderno o una carpeta llena de hojas en blanco, donde irás tomando apuntes.

Cuando escribas ahí, yo, Hada Letrada, estaré jugando contigo, pues entre cuadernos, bolígrafos y letras, siempre estoy muy contenta. Juntos realizaremos la crónica de tu propia travesía. Puedes estrenarte en esta actividad poniendo por escrito lo que has visto cuando te imaginabas protagonizando tu soñada realidad. ¿Qué sucedía, qué experimentabas y qué sentías cuando en tu visualización ya se estaba manifestando lo que tu corazón quiere contemplar? Describe, desde el entusiasmo y la gratitud, una visión detallada para cada uno de los deseos reflejados en tu tarjeta de doble faz.

Y ahora llega el momento, que llega siempre al organizar un viaje o un nuevo juego, en el que nos damos cuenta que están todos los preparativos hechos y sólo nos queda lanzarnos a jugar, emprender el camino y disfrutar.

Cap. anterior .......... Página principal .......... Cap. siguiente